Seguros y depósitos libran la batalla del ahorro

Con el precio oficial del dinero en mínimos históricos y las limitaciones impuestas por el Banco de España a la rentabilidad de los depósitos, el rendimiento que ofrecen estos productos ha caído hasta el nivel más bajo en la última década. Ante esta situación, las aseguradoras están intentando aprovechar las dificultades de sus competidores y potenciar la comercialización de seguros de ahorro, la alternativa más similar a las imposiciones bancarias a plazo fijo que existe dentro del ámbito asegurador.

 

Depósitos y seguros de ahorros compiten por captar el dinero de los ahorradores con una evidente característica en común: son un tipo de inversión muy segura, con pocas posibilidades de sobresaltos.

De acuerdo con un estudio de mercado realizado en enero por la consultora Global Actuarial –pidiendo precios en las oficinas de 13 bancos y 14 aseguradoras–, el rendimiento promedio que ofrecen las entidades bancarias es del 1,49% TAE (para una inversión de 30.000 euros, a un año). Mientras, las compañías de seguros logran rentar un poco más:1,69% TAE de media. Aunque los plazos suelen ser superiores a los de los depósitos.


Seguros rentables

Entre los factores que debe tener en cuenta el ahorrador en este, como en cualquier producto, es la liquidez del mismo: ¿cuándo y con qué condiciones y penalizaciones puedo rescatar mi inversión? 

Uno de los productos que logran una mejor posición en el estudio elaborado por Global Actuarial son Cuenta y Aumenta, del grupo AXA (que está ofreciendo una rentabilidad garantizada del 2,3%); e Invercapital, de Fiatc (da un 2,05%)


Precauciones

Aunque los seguros de ahorro casi siempre tienen la apariencia de un depósito, su complejidad y heterogeneidad es sustancialmente mayor. En primer lugar, un contrato de seguro es diferente a una imposición a plazo fijo. Para que pueda ser considerado como un seguro de vida-ahorro, la póliza debe incorporar algún tipo de indemnización en caso de fallecimiento. Esta supuesta ventaja, puede acabar desvirtuando el producto.

TAE universal

Para intentar unificar los criterios de las aseguradoras a la hora de transmitir a los clientes el rendimiento esperado en un seguro de ahorro, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGS) está impulsando la creación de una fórmula homogénea que permita comparar la rentabilidad efectiva de estos productos.

Las compañías deberán facilitar por tanto la rentabilidad esperada de los seguros de ahorro y jubilación en términos TAE (tasa anual equivalente), una vez descontados los costes. Esta obligación desarrolla una idea que ya quedó apuntada en la Ley 2/2011, de Economía Sostenible, por la que se establecía que “en los seguros de vida en que el tomador no asuma el riesgo de la inversión se informará de la rentabilidad esperada de la operación, considerando todos los costes”.

Hasta ahora, en muchos seguros de ahorro es difícil saber exactamente qué cantidad está garantizada. Unas compañías hablan de tasas de revalorización, otras del tipo de interés técnico y otras te TAE, con lo cual la comparación se hace muy difícil.

En breve recibirá nuestro selección trimestral de productos de seguros de ahorro de las principales aseguradoras en Canarias